en la categoría Decoración, Salcedo en...

Las necesidades de iluminación provocan que podamos encontrar lámparas de mesa o suelo en los sitios más originales que os podáis imaginar. Así lo tenemos comprobado después de 50 años dedicados a la forja andaluza mediante la fabricación de faroles y lámparas artesanales. Por ejemplo, ¿os imagináis tener la oportunidad de comer o tomar algo dentro de un hamán árabe? Pues es posible, somos testigos de ello.

Ahora seguramente os estaréis preguntando dónde se puede disfrutar de esta posibilidad. Pues en la calle Mateos Gago de Sevilla, una ciudad que nunca deja de asombrarnos, como ya repasamos a través de la historia de la forja en la ciudad. El Bar Giralda, uno de los establecimientos más emblemáticos para el que habíamos fabricado una serie de lámparas de forja artesanales, escondía un tesoro que ahora pueden disfrutar locales y foráneos.

lámparas de mesaTal como comentaba el periodista Juan Parejo en su artículo de Diario de Sevilla, “no hay nada igual en toda la Península Ibérica”. En concreto, se tratan de unos baños árabes construidos en el s. XII, durante la época almohade. La ubicación tiene su explicación, ya que estos baños se usaban como purificación antes de acceder al rezo en la mezquita. Y es que, la Mezquita Mayor de Isbilya se situaba en el terreno que hoy ocupa la Catedral de Sevilla, a donde se asoma el Bar Giralda. Todo está conectado.

Los baños árabes del Bar Giralda, al detalle

Historiadores y arqueólogos conocían la existencia de estos baños en la misma ubicación gracias a las referencias bibliográficas, pero faltaban pruebas físicas que así lo demostraran. La sorpresa llegó cuando el Grupo Patanchón, propietario del bar y dirigido por Federico García Patanchón, inició la reforma del bar hace un año aproximadamente. Tras el enfoscado del bar se encontraba oculto la propia construcción del hamán en un magnífico estado de conservación. El local ya presentaba una estructura propia de los baños árabes, aunque los expertos pensaba que Vicente Traver, el arquitecto que diseñó la reforma del bar, simplemente se había inspirado conociendo lo que allí había antes. Pero no…

Tras su aspecto regionalista, el Bar Giralda guardaba aún una de las puertas de acceso y las salas fría y templada del los baños. Pero ahí no quedaba la cosa. Uno de sus principales valores es la conservación de parte de las pinturas originales, una circunstancia que no se había podido disfrutar en otros baños de España y Portugal hasta ahora. Si os vais a pasar por allí, no os perdáis las formas geométricas que forman el conjunto pictórico. Sin duda, es un privilegio poder contemplarlas después de tantos siglos de existencia. Dentro del conjunto, también se puede disfrutar de las 88 claraboyas que se reparten por el techo, también con formas geométricas muy características del arte islámico en la antigua Al-Andalus.

lámpara de sueloLámparas de mesa y suelo para completar el conjunto

Teniendo en cuenta todo esto que os hemos contado, sabemos que estáis deseando acercaros y disfrutarlo en primera persona. Y si ya os contamos y mostramos el sugerente aspecto que le aporta la iluminación, más aún.

Desde mucho antes de esta reforma, el Bar Giralda ya contaba con lámparas de mesa originales de Artesanía Salcedo. Ahora que el lugar ‘reestrena’ su aspecto, estos elementos siguen formando parte de una luminotecnia que se completa con los nuevos focos que iluminan el antiquísimo techo. El juego de luces y sombras que forman todos estos punto de luz resaltan el yacimiento a la perfección.

Así que, cuando os sentéis a disfrutar del Bar Giralda, recordad que las lámparas de mesa metálicas que acompañan vuestra velada salieron de nuestros talleres de forja. ¡Podéis enviarnos fotos o coger ideas de decoración si queréis!

Artículos recomendados
0
Decorar con faroles grandesdecoración de haciendas